Cómo Utilizar el Ayuno Intermitente

La Tiroides y la Fatiga Crónica





El vínculo entre el síndrome de fatiga crónica y la tiroides


Hay muchas razones por las que puede estar cansado y con el síndrome de fatiga crónica (SFC). Para que quede claro, el SFC no es el tipo de fatiga que desaparece después de haber descansado, este es un tipo persistente de debilidad que es inexplicable, implacable e incapacitante.

Una nueva investigación publicada en marzo de 2018 en Frontiers of Endocrinology (Fronteras de la endocrinología) ha descubierto un vínculo bastante obvio, uno que tiene el potencial de cambiar tu vida dramáticamente, ¡y en el buen sentido!

La fatiga crónica afecta a más de 1 millón  de personas en España, entre fibromialgia y fatiga crónica,  que la padecen, pero viven en un estado terrible de agotamiento, confusión mental, mareos y dolor o debilidad muscular. Los intentos de tratar estas enfermedades con antibióticos, estimulantes, pastillas para dormir y antidepresivos han dejado a millones de personas afectadas negativamente por las drogas y todavía se sienten terriblemente mal, tal vez un poco mejor, pero ciertamente no se curan.

Los científicos decidieron recientemente controlar varios niveles de la hormona tiroidea además de la fatiga crónica . ¡Estupendo!

Tu glándula tiroides es un regulador de energía. Si está funcionando bien, te sientes enérgico . Si funciona mal, te sentirás somnoliento, con sobrepeso, frío y cansado.La tiroides  Hashimoto es la forma autoinmune de enfermedad tiroidea y es la causa más común de disfunción tiroidea.

El problema es que los doctores realmente prueban su tiroides de inmediato, como parte de su evaluación inicial para el síndrome de fatiga crónica. Su glándula tiroides puede producir suficiente hormona tiroidea (T4, de reserva) y, por lo tanto, sus niveles de TSH serán normales en una prueba de laboratorio.  Asumirán que su funcionamiento de la tiroides es saludable o "normal" ya que los números caen dentro del rango de referencia normal. ¡Esa suposición es el problema! Podría llevar a cambios catastróficos en su vida y relaciones porque nunca tratará la causa subyacente correcta. La medicina trata siempre el síntoma pero no la causa.

Mira también La Dieta de la Fibromialgia 

Se puede producir cantidades perfectamente normales de T4 y tener una glándula tiroides que funciona perfectamente, con niveles normales de TSH y TODAVÍA estar clínicamente enfermo con una enfermedad tiroidea.

La hormona T4 no se está convirtiendo a la forma sana biológicamente activa llamada T3( esta es la que le da energía ), y por lo tanto usted todavía estará muy cansado y mostrará signos clínicos de tiroides baja (aferrarse al peso, perder el cabello, tener la piel seca o con picazón, estar pálido, mareado y cansado).

¡Esta área de la tiroides es donde los investigadores enfocaron porque se dieron cuenta de que los síntomas del  síndrome de fatiga crónica eran extremadamente similares al hipotiroidismo! Supusieron -y probaron que se pueden tener niveles adecuados de TSH, pero estar "enfermos de tiroides" en lugar de "sanos para la tiroides". Clínicamente, esto se denomina "Resistencia a la Tiroides".

Su glándula tiroides

Esta glándula está situada en la base de su cuello y está a cargo de la temperatura corporal y la capacidad de quemar grasa.

Cuando la tiroides es baja, eres lento.

Cuando la tiroides es alta estás activo.

El equilibrio es la clave. La glándula produce la hormona T4 aka tiroxina. Tienes que convertir el T4 en T3 para sentirte bien y quemar grasa. La T3 (no la T4) es lo que necesita para sentirse bien, comportarse con calma, disfrutar de un  cabello bonito y producir cantidades adecuadas de ATP (energía). La TSH no es un buen reflejo de qué tan bien funciona su tiroides, desafortunadamente esta es la prueba estándar de "oro". La TSH te da cero indicación de la cantidad de hormona tiroidea activa que produces. La prueba de TSH tampoco detecta la tiroiditis de Hashimoto.

Mira también Rejuvenezca su Tiroides 

¡Piense en cuántos millones de personas con síndrome de fatiga crónica  han sufrido durante años, porque esta prueba de TSH es la prueba de referencia, utilizada para evaluar su función tiroidea! Cuando es normal, ¡te envían a casa con un antidepresivo básicamente!

Nueva investigación de los Países Bajos

Un nuevo estudio revela una conexión entre las hormonas tiroideas y la fatiga crónica. Científicos en los Países Bajos y en España se juntaron e infirieron que el síndrome de fatiga crónica podría ser el resultado de niveles bajos de hormona tiroidea, independientemente de la TSH. Para probar la teoría  analizaron a 197 personas, de las cuales 98 habían sido diagnosticadas con síndrome de fatiga crónica  y 99 no. El estudio de investigación fue dirigido por la Dra. Begoña Ruiz-Núñez, quien es profesora del Centro Médico Universitario de Groningen (UMCG) en los Países Bajos.

Después de comparar la función tiroidea y los biomarcadores de inflamación, encontraron que las personas con síndrome de fatiga crónica tenían niveles dramáticamente más bajos de hormonas tiroideas importantes, incluyendo triyodotironina (T3) y tiroxina (T4) pero, curiosamente, todavía tenían niveles normales de TSH.

Esto significa que su TSH podría parecer normal en una prueba de laboratorio, pero su T3 podría ser menor debido a una activación deficiente (lo que significa que la T4 no se está convirtiendo a T3 lo suficientemente rápido). Esto significa que tendría todos los síntomas de tiroides baja (y no se detectará si el médico solo observa sus niveles de TSH) y permítame recordarle que esto es lo que hace la mayoría ya que es la prueba "estándar de oro" ... ¡solo se miran los niveles de TSH y nada más!

La conexión de yodo

Las personas con síndrome de fatiga crónica tenían un estado de yodo más bajo (utilizando una prueba de recolección de orina) en comparación con sus contrapartes sanas no fatigadas. Si no lo sabe, el yodo se usa para fabricar la hormona tiroidea, por lo que un bajo nivel de yodo significa que hay una deficiencia de la tiroides, que de nuevo equivale a todos los síntomas de la tiroides baja y del síndrome de fatiga crónica .

La deficiencia de yodo es una causa común de hipotiroidismo, especialmente en personas que son simultáneamente deficientes en selenio.  Las algas marinas y dulse (alga roja) también contienen yodo.

Cuide su tiroides, su glándula maestra de producción de energía. Si se ve afectada por malos hábitos alimenticios y mala gestión de sus emociones,  todo se desequilibra.




https://suzycohen.com/


Comentarios